fbpx
Elegir el suelo para tu casa - Metrocuadrado
18047
post-template-default,single,single-post,postid-18047,single-format-standard,bridge-core-2.2.5,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,no_animation_on_touch,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,vertical_menu_outside_paspartu,qode_grid_1400,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.6,qode-theme-bridge | shared by vestathemes.com,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
Elegir el suelo para tu casa.

Elegir el suelo para tu casa

Elegir el suelo es una de las decisiones más trascendentales a la hora de diseñar la reforma integral de tu vivienda. El abanico de posibilidades es inmenso. Disponemos de una amplísima gama de pavimentos en función de criterios como la iluminación, el uso, el presupuesto y la sensación de amplitud que desees dar a cada estancia de tu casa. Nuestro objetivo siempre es hacer de tu vivienda un lugar bonito, cómodo y elegante.

Existe una gran diferencia entre los distintos tipos de pavimento, tanto en prestaciones como en precio. Desde Metrocuadrado exponemos las distintas opciones que ofrecemos aunque estaremos encantados de asesorarte personalmente.

 

Suelo cerámico o de gres y porcelánico

Son los suelos más utilizados, especialmente en cocinas, baños y terrazas, gracias a su alta resistencia y a su fácil limpieza.

Los colores y diseños disponibles son muy variados. También sus acabados y su formato, ya que por ejemplo un pavimento cerámico de grandes dimensiones evita un alto número de juntas. Además, su precio suele ser mucho más asequible que otro tipo de suelos.

La dureza del suelo cerámico lo hace un poco incómodo en la pisada y muy frío en invierno. Además, al ser el gres un material poroso, es más sensible a las manchas y a la humedad que otros materiales.

Suelo de gres porcelánico.

Suelo de gres porcelánico.

 

Suelo de baldosa

El azulejo o baldosa es uno de los tipos de suelo menos resistentes y es usado de manera muy puntual con una finalidad decorativa gracias a la enorme variedad de colores y estilos. Su instalación es muy sencilla, por lo que su precio es más asequible. A diferencia del gres, el azulejo no absorbe con facilidad las manchas.

También es un pavimento frío y resbaladizo a la pisada. Al ser menos duro que el gres o el porcelánico es más propenso a las grietas, sobre todo si el suelo no ha sido bien nivelado previamente. Por tanto, su durabilidad es menor.

 

Suelo laminado

El suelo laminado está formado por varias capas de distintos materiales sintéticos como la melamina. No necesita lijado ni barnizado pero su dureza es mayor que la madera, por lo que resiste mejor la humedad, las manchas y los arañazos.

Es un material más barato que el parqué y la calidad de sus acabados, muy similar a la madera natural. La instalación suele ser flotante, muy sencilla y rápida.

El inconveniente del suelo laminado es que no absorbe el sonido y, al caminar sobre él, puede ofrecer un ruido hueco. A diferencia de la madera, el suelo laminado no puede repararse, por lo que si resulta dañado debe sustituirse la plancha completa.

Suelo laminado imitación madera.

Suelo laminado imitación madera.

Suelo de parqué

El parqué es un tipo de suelo de madera con una capa superior de un grosor mínimo de 2,5 milímetros. Puede ser macizo, más resistente al constar de una sola pieza de madera, o multicapa.

Al estar formado por láminas naturales, es muy atractivo a la vista y al tacto. Bien instalado y con un mínimo mantenimiento, proporciona una larga durabilidad sin sufrir deterioro.

El principal inconveniente a la hora de elegir el suelo de parqué es su sensibilidad a golpes y ralladuras. El precio es más elevado respecto a otros pavimentos, especialmente si el parqué es de madera natural.

 

Suelo de vinilo o PVC

El suelo de vinilo o PVC es una de las opciones más económicas para revestir y redecorar nuestra casa. Es fácilmente aplicable sobre otro revestimiento previo y posee una gran variedad de diseños y colores.

Es de limpieza sencilla e ideal para estancias húmedas de la casa, como la cocina o el baño, por su gran resistencia al agua. Su instalación es muy económica ya que no es necesario retirar el piso anterior y se presenta en rollos.

El principal inconveniente al elegir el suelo de vinilo o PVC es su escasa resistencia a las altas temperaturas. La luz solar directa lo decolora. Su instalación es muy sencilla pero el suelo debe estar muy bien nivelado para evitar imperfecciones. También se daña fácilmente con objetos puntiagudos, ásperos o calientes.

Suelo laminado de PVC.

Suelo laminado de PVC.

Suelo de cemento pulido y microcemento

El cemento pulido era un material usado habitualmente en naves industriales por su altísima resistencia pero se ha eliminado la base de hormigón para darle también un uso doméstico, especialmente en suelo, paredes y encimeras.

En cambio, la principal cualidad del microcemento es su excelente adherencia a cualquier superficie, sin juntas y con un espesor de 2-3 milímetros. Una de sus principales ventajas es que puede aplicarse directamente sobre los revestimientos ya existentes de cualquier pavimento. El carácter antideslizante del microcemento lo hace especialmente aconsejable en cocinas y baños.

 

Suelo de piedra natural, granito y mármol

La piedra natural, el granito y el mármol son materiales fríos, por lo que su instalación es muy conveniente en viviendas calurosas.

La piedra natural es muy resistente, de fácil limpieza, estéticamente muy bella, de gran formato y con acabados y texturas muy atractivas.

Suelo de piedra natural.

Suelo de piedra natural.

 

En resumen…

Para la cocina, al elegir el suelo lo más aconsejable es que sea resistente, que no absorba manchas de grasa y resista los golpes. El suelo cerámico y porcelánico o el cemento pulido son tres excelentes opciones. El microcemento también es una buena alternativa.

Para el salón, el material debe ser cálido, confortable y resistente a un alto uso. Sin duda, el parqué o suelo laminado es el más confortable de todos porque invita a andar descalzo por él. El suelo cerámico o de gres y el porcelánico son también dos buenas opciones por su versatilidad, su luminosidad y su alta resistencia.

Para el dormitorio, la madera y los suelos laminados son muy recomendables por su calidez. El suelo cerámico y el porcelánico también son dos buenas opciones combinándolos con alfombras para contrarrestar su frialdad al tacto.

Para el baño, la prioridad al elegir el suelo es que sea resistente al desgaste, a los cambios de temperatura y a la humedad. La piedra natural, el gres o el microcemento son tres buenas opciones. Lo más importante es que el material sea antideslizante.

En Metrocuadrado tenemos gran experiencia a la hora de adaptar espacios para sacarles el máximo partido.

Esperamos que estas ideas para elegir el suelo de tu casa te hayan servido de gran ayuda. Si necesitas consejo, asesoramiento o presupuestos para tus ideas y proyectos en tu hogar, en Metrocuadrado podemos ayudarte.

Además, también nos encargamos de asistir y orientar al cliente, aconsejándole en cada caso qué es lo mejor para su reforma y para su presupuesto. Si quieres un cambio en tu vivienda o reformar una casa antigua, Metrocuadrado es tu mejor opción.

 

fachada metrocuadrado L'Eliana

 

En Metrocuadrado convertimos tus ideas en proyectos.

 

En Metrocuadrado contamos con un equipo de interioristas te asesorarán para que la elección de tu encimera sea siempre un acierto. Consúltanos o acude a nuestras tiendas de L’Eliana o Valencia y te ofreceremos el proyecto más adecuado para su vivienda.